El IDEP promueve el asociativismo como punto de partida para el crecimiento colectivo

        

El IDEP (Instituto de Desarrollo Productivo de Tucumán) es una de las instituciones que promueve que las empresas tucumanas se agrupen para lograr objetivos comunes.

Abrir mercados y posicionar la producción tucumana en el mundo. Agruparse para encontrar soluciones a problemáticas comunes. Asociarse para generar sinergia y buscar el crecimiento del sector. Esos son algunos resultados que se obtienen cuando las empresas deciden unirse para trabajar con un objetivo claro y definido.

El IDEP (Instituto de Desarrollo Productivo de Tucumán) es una de las instituciones que –entre otras funciones– promueve que las empresas se agrupen y trabajen con un objetivo común. “Para nosotros es clave fomentar el asociativismo porque entendemos que un sector productivo se fortalece y adquiere más presencia de esta manera, principalmente cuando se presenta en el exterior”, expresó el Ing. Dirk Trotteyn, director ejecutivo del IDEP.

El IDEP impulsa el asociativismo como una forma de integración y desarrollo de los sectores productivos de la provincia. En ese sentido, trabaja con distintos esquemas asociativos: cooperativas, grupos de productores, cámaras de empresas, asociaciones, clústers, etc. “Las acciones que realizamos son de diversa índole: capacitación, asistencia técnica, financiamiento, desarrollo de estudios e investigaciones sobre aspectos particulares de la actividad, entre otras”, cerró Trotteyn.

En Argentina existen 30.938 cooperativas, según el último relevamiento realizado en 2014 por Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social dependiente del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación.

Nuevas oportunidades comerciales
El asociativismo funciona como puntapié para generar nuevas oportunidades comerciales. El caso de la Mesa de Lechería, de la que participa el IDEP, sirve para ilustrar lo dicho anteriormente. Para los micro y pequeños productores lecheros tucumanos, haberse asociado les permitió alcanzar metas que, por separado, hubiesen sido imposibles. Dice Carlos Sánchez Loria, presidente de la Asociación de Productores de Leche de Tucumán: “Los productores pequeños y las PyME deben asociarse y buscar objetivos comunes. De esta manera, les resultará más fácil avanzar”. Los tamberos, junto a la empresa Cerros Tucumanos, produjeron el yogur probiótico que se distribuyó en las escuelas de toda la provincia. “Después seguimos con leche chocolatada y, en 2014, salimos al mercado comercial con un probiótico que posee marca propia”, añadió Sánchez Loria y remarcó: “Todo esto es el producto de hasta dónde hemos avanzado con un grupo asociativo de pequeños productores de leche”.

Del dicho al hecho
El caso de los productores de arándanos muestra que, cuando está fijado el objetivo y se trabaja de manera conjunta entre el sector privado y el público, se pueden alcanzar las metas. Pero para llegar al final de la historia, es necesario ir al principio. Corría el año 2005 cuando un grupo de productores decidió vincularse para “tirar hacia el mismo lado”, promoviendo el conocimiento sobre el cultivo, defendiendo los intereses de los productores e incentivando su espíritu exportador. 

Así, después de un par de experiencias exportadoras, vieron que era necesaria la construcción de una cámara de frío para enviar la fruta fresca desde la provincia hacia los mercados más exigentes del mundo. “El proyecto del Aeropuerto Benjamín Matienzo fue planteado como una necesidad desde nuestro sector hacia el Gobierno de Tucumán. Y se hizo realidad. Si nosotros, los arandaneros, estuviésemos desunidos o fuera de un marco institucional, no hubiésemos podido plantear esa necesidad”, resumió Francisco Estrada, vicepresidente de la Asociación de Productores de Arándanos de Tucumán (APRATUC). 

“Participar en este tipo de asociaciones es muy importante y cuanto más participación tienen, más fuerza cobran los grupos asociativos y se consiguen cosas más rápido y dirigidas a las necesidades del conjunto”, cerró Estrada.
 
Un espacio para conversar con los pares
“El hecho que las empresas tengan un lugar dónde nuclearse les da la ventaja de poder conversar con sus pares, que tienen la misma problemática. Existen problemas que son transversales, independientemente del tamaño de la organización: cuestiones laborales, de capacitación, de competitividad, etc.”, agregó Walter Fuentes, gerente de la Cámara de Industriales Metalúrgicos de Tucumán (CIMTUC).

“Siempre hay una reticencia, muy grande, a integrarse a los grupos asociativos porque es más el temor a perder algo que a ganar. Es importante decirlo: aquí nadie pierde, todos ganan, porque el hecho de compartir experiencia, de poder plantear necesidades, de participar en ferias, etc., son cuestiones que las empresas por sus propios medios no podrían gestionarlas”, cerró Fuentes.

Grupos asociativos en Tucumán
-Mesa de Lechería de Tucumán: La Mesa de Lechería es una institución conformada por productores, industriales y distintas instituciones, tanto públicas como privadas. Y tiene por objetivo definir políticas y ejecutar acciones que portencien nuestra actividad.
-Mesa para el Desarrollo Foresto Industrial de Tucumán: La MEDEFIT (Mesa para el Desarrollo Foresto Industrial de Tucumán) es un órgano consultivo y de transferencia integrado por el sector público y privado para el desarrollo de la actividad forestal maderera en la provincia. Se constituyó como tal en 2011.
-Clúster Apícola de Tucumán: El Clúster Apícola de Tucumán está conformado por diversos actores del sector (privado y estatal) tiene como objetivo principal promover las ventajas competitivas de la cadena apícola de la provincia, fortaleciendo a las empresas/organizaciones (unipersonales o asociativas) que lo componen y los vínculos con las instituciones públicas de apoyo, asistencia e investigación.
-Vinos del Tucumán: Gracias al esfuerzo mancomunado del Instituto de Desarrollo Productivo (IDEP), la Cámara de Bodegueros de Tucumán, el Ente Tucumán Turismo y la Comisión de Economía y Producción de la Legislatura de Tucumán -y demás actores directamente relacionados a la industria- se logró la sanción de tres leyes vinculadas a la actividad vitivinícola, acompañando el desarrollo de la actividad en todas las etapas productivas: plantación y cultivos de viñedos, elaboración, fraccionado y comercialización; y también explotar el plano turístico que la industria ofrece.
-Clúster Tucumán Technology: El Clúster Tucumán Technology (CTT) se conformó con el objeto de ser un centro de servicios tecnológicos, que permita la investigación, desarrollo y aplicación de nuevas tecnologías de la información para el sector privado y estatal.


Otros grupos asociativos
-Asociación de Empresas Tucumanas de Tecnologías de la Información (AETTI).
-Asociación de Productores de Arándanos de Tucumán (APRATUC).
-Asociación Tucumana de Citrus (ATC).
-Cámara de Bodegueros y Viñateros de Tucumán.
-Cámara de Industriales Metalúrgicos (CIMTUC).
-Clúster Tucumán Technology (CTT).
-Micro Región del Este.
-Vinos del Tucumán.

Calendario de Eventos ferias capacitaciones