​Las bodegas tucumanas producen más de 90 etiquetas de vinos

        

El área productiva está en los Valles Calchaquíes, a más de 2.000 metros de altura. Los vinos se venden, principalmente, en el mercado local y en Buenos Aires.

Tucumán tiene 18 bodegas en actividad que comercializan su producción en más de 90 etiquetas. Todas las bodegas producen vino de altura en los Valles Calchaquíes, a más de 2.000 metros sobre el nivel del mar. La producción vitivinícola de las bodegas locales, muchas de ellas familiares, se comercializa, principalmente, en Tucumán y en Buenos Aires.

Desde comienzos de marzo, y por un período de 15 o 20 días, las bodegas tucumanas iniciaron sus vendimias de 2018. Una de ellas fue la Cooperativa Agroindustrial Los Zazos que -según proyectó su titular, Emanuel Díaz- este año espera superar los 6.000 kilos de producción de uvas registrados en 2016. La cooperativa comercializa su producción mediante dos etiquetas de vino, uno tinto y otro blanco.

La bodega, licenciataria de la Marca Tucumán que administra el IDEP Tucumán (Instituto de Desarrollo Productivo), inició sus actividades en 2004, con las tareas de riego en Los Zazos. En 2009, los productores asociados concretaron las primeras implantaciones de viñedos y reción en 2014 lograron su primera vendimia en la cual registraron 4.000 kilos de uva. Esta producción dio como resultado cerca de 3.000 botellas. En tanto, en la vendimia de 2017, alcanzaron una producción de 6.000 kilos de uva. "En 2018 esperamos duplicar la producción del año pasado", auguró Díaz.

Con carácter calchaquí
La historia de los primeros viñedos de los Valles Calchaquíes se remonta a fines del siglo XVI, mientras que la producción de vinos en la región se inició a fines del siglo XIX.  En sus orígenes, el cultivo de viñedos en los Valles se inició con la uva criolla pero, en la actualidad, se cultivan otras cepas como malbec, torrontés, cabernet sauvignon, bonarda, syrah y tannat.

En 2009, el IDEP Tucumán propició la creación de la marca Vinos del Tucumán, para nuclear y para representar a los productores de la provincia con el fin de potenciar la actividad del sector y de subrayar el carácter calchaquí de los productos.

Desde la creación de Vinos del Tucumán, de a poco, el sector vitivinícola local consolidó su expansión y vinculó su crecimiento a otras actividades como el turismo. En septiembre de 2017, cuatro bodegas tucumanas (Altos de La Ciénaga, Bodega Comunitaria Amaicha del Valle, Finca La Silva y Río de Arena) recibieron el premio Calidad Turística que entrega el Ministerio de Turismo de la Nación, por implementar con éxito las Directrices de Gestión Turística para Bodegas.

En la Argentina, la industria vitivinícola es una de las economías regionales con mayor preponderancia. El sector genera una fuerza de trabajo conformada por unas 120.000 personas que se desempeñan de manera directa en la industria, según datos recientes de Bodegas Argentinas, la cámara empresaria que nuclea a más de 250 bodegas grandes, medianas y pequeñas de todo el país, que conforman el 70% del mercado interno.

Calendario de Eventos ferias capacitaciones