En Tucumán hay ocho empresas que fabrican papas fritas

        

La mayoría son PyME familiares que abastecen con sus productos a supermercados, a mayoristas y a pequeños comercios. Algunas venden en provincias del NOA.

La aparición de nuevos actores suele impulsar a un sector, o a una actividad de la economía, en la búsqueda del crecimiento y de la diferenciación. Esto ocurre con el mercado de las papas fritas tucumanas que, en los últimos años, amplió su espectro de competidores. En la actualidad, ocho firmas locales, la mayoría Pequeñas y Medianas Empresas (PyME) familiares, se dedican a fabricar y a comercializar papas fritas, y otros productos industriales derivados de la papa, para abastecer la demanda del mercado interno y de otras provincias del NOA, principalmente de Salta y de Santiago del Estero.
 
Zingaras, Facu Snack, Crunch, Caty Snacks, Popys Snack, Resano, Reno, y San Cayetano son las empresas tucumanas que compiten en el mercado de las papas fritas, según un relevamiento publicado en el informe "La Cadena agroindustrial de la papa tucumana", que elaboraron en 2017 especialistas del Grupo de Estudios Económicos para el Desarrollo Productivo (GEEDP). Este cuerpo de investigadores se creó mediante un convenio firmado entre el Ministerio de Desarrollo Productivo, el IDEP Tucumán (Instituto de Desarrollo Productivo) y la Facultad de Ciencias Económicas (FACE-UNT) en 2016.
 
Circuito comercial
Las fábricas de papas fritas tucumanas orientan su producción hacia un mercado que integran, principalmente, las cadenas de súper locales, mayoristas de golosinas, distribuidoras,  fiambrerías y maxikioscos. Algunas de las empresas comercializan sus productos en otras provincias de la región, principalmente Salta y Santiago del Estero.
 
Sebastián Cortés, directivo del fabricante Zingaras, afirma que, mayormente, las empresas que integran este sector industrial utilizan papas tucumanas para su producción. Sin embargo, aclara que el ciclo productivo de la papa local, por las condiciones geográficas y climáticas, no se extiende durante todo el año. Por lo tanto, para cubrir sus necesidades operativas, las industrias acuden a proveedores de otras regiones del país, principalmente del sudeste bonaerense.
 
"Hay muchas variedades de papas. La más buscada por las industrias para hacer papas fritas es la atlantis. Pero esta variedad escasea entre los proveedores por su elevado costo de producción. Entonces, la alternativa es la papa innovator, una variedad más joven que se consigue con mayor facilidad. Su aspecto es similar al de la atlantis y, aunque es más pequeña, tiene al igual que la anterior, menor contenido de agua y mayor materia seca", explica el directivo de la empresa familiar fundada hace casi 40 años, cuya planta de producción funciona en la capital tucumana.
 
Cortés subraya que la papa innovator no está disponible durante todo el año en la provincia, por lo cual las industrias se abastecen de papa proveniente de otras regiones productoras. Según el informe del GEEDP, Tucumán es el tercer centro productor de papa en el país. Sin embargo, no logra autoabastecer durante todo el año las necesidades de los consumidores y de la industria.
 
Para sostener su porción del mercado, para ampliar su participación y, con más razón, para llegar a mercados de otras provincias de la región, los fabricantes de papas fritas tucumanas están obligados, no sólo a mirar a los competidores, sino también a mejorar la calidad de sus productos y a ajustar sus estrategias comerciales. "La aparición de nuevos competidores, en los últimos años, nos llevó a invertir, principalmente, en innovación para marcar diferencias. Nuestra ventaja competitiva es la variedad de productos", señala Cortés.
 
Sobre este punto, el directivo de Zingaras advierte que las nuevas tendencias en el mercado de los alimentos se orientan a propuestas saludables, con menos frituras y con menos sal. "Nuestro negocio sigue creciendo, pero no estamos ajenos a las nuevas tendencias. Los modelos de negocios tienen un ciclo y es necesario cambiarlos constantemente. Por eso, trabajamos con una alianza para incorporar los cereales a nuestra línea de productos", asegura.
 
La producción de papa tucumana, en cifras:
-Al ser un productor de papa temprana, Tucumán ingresa al mercado a comercializar la producción durante los meses de septiembre, octubre y noviembre.
 
-En ese período, el área productiva de Tucumán llegó a cosechar unas 200.000 toneladas de papa, según datos de 2016 publicados en el informe.
 
-La superficie total ocupada con cultivos de papa, en el pedemonte y en la llanura de Tucumán, fue de 8.080 hectáreas, según datos de 2016. 
 
-Dentro de la actividad hortícola local, el cultivo de la papa es el de mayor relevancia económica para la provincia, ya que representa el 4.7% del Producto Bruto Geográfico (PGB) agropecuario, según la Dirección de Estadísticas Provincial. 
 
-En el plano nacional, Tucumán aporta un 9% de la papa para consumo y es tercer centro productor luego de sudeste de Buenos Aires y de Córdoba.

Calendario de Eventos ferias capacitaciones